Principal.JPG

 

Con la presencia del destacado investigador internacional y Premio Nacional de Ciencias se realizó la apertura del año escolar en la comuna.

La ceremonia, organizada por la Dirección de Educación Municipal, reunió al mundo académico particular, subvencionado y municipal, convocando a más de 500 personas que no sólo llegaron atraídos por la clase magistral que dictó Maturana; sino además, por el reconocimiento a 22 profesores de los colegios municipales, que obtuvieron el mérito de Destacados, en la Evaluación Docente 2016.

El alcalde Antonio Rivas, felicitó a los maestros y reconoció públicamente “el compromiso que tienen en las aulas, lo que es motivo de orgullo para quienes trabajamos por la educación municipal y gratuita”. Ello en relación al aumento considerable de docentes que obtuvieron dicha calificación en los establecimientos municipales, pues el año pasado la cifra fue muy inferior. El edil concluyó señalando que “ésta es la certificación de que en nuestros establecimientos hay calidad y vocación, y de que estamos haciendo las cosas mejor”.

Hacia allá también apuntaron las declaraciones del seremi de Educación Sergio Camus, presente en la ceremonia, quien señaló a los profesores como “centro del proceso de cambio, en que se requiere de mucho diálogo, conversación y propuestas pedagógicas”.

Precisamente ese es el objetivo de la Dirección de Educación Municipal de Chiguayante, la que trabaja y avanza bajo la premisa de que son los docentes quienes adquieren mayor valor para mejorar la calidad de los aprendizajes, con el beneficio directo de los niños y jóvenes de la comuna.

Fue por este motivo además, que la presencia de Humberto Maturana cobró mayor relevancia, pues el trabajo que el investigador ha realizado en educación apunta a la importancia de la convivencia, la participación, la libertad y el aprendizaje con afecto y amor, que otorga la educación a las futuras generaciones. Según el experto, “cualquier cosa que se haga en educación, debe hacerse desde el encanto que tiene para los niños aprender, resultando inspirador porque les abre espacios cada vez que es posible decirles “no sé, cuando no sé, entonces busquemos juntos la respuesta”.

El destacado académico e investigador valoró el encuentro, destacando que “me encontré con una comunidad interesada en su tarea educativa, me llevo una muy buena impresión de ellos”, concluyó.   

Volver arriba