El Centro de Salud Familiar Chiguayante cuenta con una nueva prestación para sus pacientes. Se trata de aromaterapia, la que se adiciona a todas aquellas ya ofrecidas por la Dirección de Salud Municipal a través del Programa de Medicina Integrativa.

La aromaterapia se utiliza con frecuencia como apoyo en cuidados paliativos para mejorar la calidad de vida de los pacientes durante esta etapa. Uno de sus principales objetivos es contribuir al bienestar psicológico, físico, emocional y espiritual de las personas a través del uso de aceites esenciales y materiales aromáticos como lavanda, menta, manzanilla, romero, naranja, entre otras hierbas y plantas.

También, la aromaterapia es utilizada en pacientes del Programa de Salud Mental para abordar algunas patologías asociadas a depresión, estrés y ansiedad.

Fabiola Yáñez, directora del Cesfam Chiguayante, indicó que este tipo de terapias “son un complemento, es parte de lo que ofrecemos a nuestros usuarios, y es una ayuda para aquellos que se encuentran bajo cuidados paliativos o patologías crónicas que son de difícil manejo”. Por su parte, Jorge Salinas, químico farmacéutico del recinto de salud, comentó que la relevancia de estas prestaciones “es que incorporan una estrategia que complementa los tratamientos habituales de la medicina oficial, justamente para ir reforzando y cubriendo algunos espacios donde la medicina tradicional no logra llegar. Como vimos buena recepción de los vecinos, lo quisimos extender a otros programas”.

Es importante destacar que, esta terapia, ayuda a fortalecer la autoestima, manejar el dolor, fomentar el sueño, aumentar el apetito, mejorar la calidad de la piel y la circulación, además de reducir la ansiedad, el temor y la depresión.

Esta iniciativa fue expuesta en el XII Congreso de Fitoterapia realizado en la ciudad de Oviedo en España, donde se destacó el trabajo realizado por los equipos de salud del Cesfam Chiguayante durante los años 2016 y 2017. 

 

 

aromaterapia (1).jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver arriba