Fue admitida a trámite una querella criminal contra quienes resulten responsables del delito de maltrato animal, presentada por la Municipalidad de Chiguayante ante el Juzgado de Garantía de la misma comuna, y que busca determinar responsabilidades frente a este hecho delictual.

El hecho a investigar es la muerte por envenenamiento de una camada de cinco cachorros además de su progenitora, acciones expuestas por la agrupación animal “Dignidad Animal Chiguayante”, una de las organizaciones que intentó esterilizar al canino y que entregó nuevos antecedentes ante la justicia.

Rodrigo Díaz, director Jurídico de la Municipalidad de Chiguayante, indicó que “al ver la gravedad de los hechos, el municipio se hizo parte a través de la presentación de una querella criminal contra quienes resulten responsables por el delito de maltrato animal, previsto en el artículo 291 del Código Penal y que establece sanciones a quienes cometan este tipo de delitos”.

De acuerdo a la ley, el Municipio puede realizar acciones que busquen la protección del medioambiente. “Buscamos que existan responsables, porque creemos que esto no fue un acto fortuito. Los antecedentes entregados por las agrupaciones animalistas nos dan a entender que efectivamente hubo participación de terceros. Si bien nosotros no lo podemos comprobar, buscamos que la unidad especializada de la Policía de Investigaciones pueda determinar si hubo participación culpable o dolosa de algunos vecinos, quienes pueden ser sancionados de acuerdo a nuestra actual legislación”, indicó el jefe de la cartera.

Cabe destacar que estos antecedentes fueron remitidos al Ministerio Público, y entre otras diligencias, se solicitó que se despachara una instrucción amplia a la Brigada de Delito contra el Medio Ambiente (BIDEMA) de la Policía de Investigaciones (PDI) del Biobío, que es la unidad especializada para investigar el tenor de los hechos denunciados.

 

querella animal.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver arriba