La madrugada del 25 de diciembre pasado dejará un oscuro recuerdo para Carolina Riffo. La joven es miembro de la Agrupación Animalista Pro Animal de Chiguayante, quien mantiene una casa de acogida en su domicilio. Esa noche la pasó tratando de contener a sus mascotas debido a que los violentos y constantes sonidos provenientes de elementos pirotécnicos provocaron a los perros miedo, ansiedad y desorientación.

Episodios como éstos se repitieron en muchos hogares de la comuna, en cuyos casos más extremos los animales de compañía huyeron del hogar. Además, se reportaron casos en que niños y niñas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) sufrieron crisis de pánico, cambios bruscos de conducta y miedos. 

Ante estos testimonios, el alcalde Antonio Rivas interpuso un Recurso de Protección en la Corte de Apelaciones de Concepción, para solicitar que el Tribunal ordene a Intendencia del Biobío y a la Gobernación Provincial que generen las coordinaciones que impidan la utilización de fuegos artificiales, particularmente en la fiesta de año nuevo. Para el alcalde es imperativo que se tomen las acciones con la rapidez: “Le pedimos a la Corte que ordene que efectivamente se otorgue la vigilancia respectiva, porque creemos que esto va a ocurrir nuevamente el 31 de diciembre. Por eso, le pedimos que ordene a los recurridos, o sea a la Intendencia y a la gobernación, que presten las vigilancias debidas, para que estos hechos no se repitan”, afirmó el jefe comunal.

Pablo Aros, director (S) de Asesoría Jurídica, explicó los argumentos que detonaron la acción legal: “Nosotros hemos recibido de manera formal e informal, reclamos de distintas agrupaciones de la comuna, que denuncian que han sentido perjuicio de sus garantías fundamentales. Por ello, recurrimos solicitando la garantía de tres derechos fundamentales: a la vida y a la integridad física y psicológica de las personas, a la igualdad ante la ley y a vivir en un medioambiente libre de contaminación”, explicó.

DENUNCIA DE VECINOS

Carolina Riffo fue parte de la comitiva que se reunió con el alcalde de Chiguayante para, en conjunto, coordinarse para enfrentar esta conducta ilegal que se ha vuelto habitual en varios sectores de la comuna. “Hacemos un llamado a la consciencia de la población, estamos a días de celebrar el fin de año y creemos que estos hechos se van a repetir. Por favor, seamos más empáticos, estamos viviendo momentos muy duros como sociedad y se requiere, pensar más en el que está al lado, no estamos solos”, precisó la dirigente animalista.

“Más de 20 organizaciones que, junto al municipio, vamos a establecer esta queja pública, porque vemos una ciudadanía abandonada por las instituciones de orden y seguridad. También, vamos a pedir que se investigue para que no vuelvan a ocurrir estos episodios con esta impunidad y libertad temeraria”, detalló el alcalde Antonio Rivas.

El director de Seguridad Pública, Patricio Fierro, agregó que “vamos a intensificar las tareas de fiscalización en ferias libres y en puntos identificados de comercialización, además de recoger denuncias contra quienes han manipulado este tipo de elementos de pirotecnia. El llamado es a prescindir de utilizar este tipo de artefactos”, sentenció. 

Además, en el último Consejo Comunal de Seguridad Pública de Chiguayante, conformada por el alcalde, concejales y organizaciones de la sociedad civil de la comuna, se expresó el reclamo colectivo por los constantes episodios de utilización de fuegos artificiales en distintos sectores de la comuna.

Cabe indicar que desde hace 20 años entró en vigencia la Ley N° 19.680 que sanciona a quienes comercialicen fuegos artificiales y regula los espectáculos pirotécnicos masivos. Las multas ascienden a 50 Unidades Tributarias Mensuales (UTM) para quienes vendan elementos de pirotecnia de manera irregular.

 

 

Recurso 1.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver arriba