Dos emblemáticos proyectos de Chiguayante finalmente verán la luz gracias a  esta importante inversión: el soterramiento de la línea férrea en calle Santa Sofía, así como la construcción de un paso nivel en calle Pinares. 

El presupuesto, que asciende a $9.800 millones, proviene de diversos sectores, entre los que se cuenta el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU), la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) y el Gobierno Regional del Biobío (Gore). Este último, votará en Consejo la aprobación de los dineros para destinarlos a esta importante obra, que mejorará la calidad de vida no sólo de Chiguayante, sino que también de los habitantes de la provincia.

 El intendente del Biobío, Sergio Giacaman, indicó que estos dineros van en directo beneficio de las personas: “El Gobierno pone en el centro a las personas, y estos recursos se invertirán en mejorar la conectividad y la calidad de vida de la gente. Hemos logrado que, sectorialmente, se aprueben estos recursos, y llevaremos la diferencia al Consejo Regional, donde sabemos que naturalmente apoyarán una iniciativa de estas características”, señaló la máxima autoridad del Biobío.

Por su parte, el alcalde de Chiguayante, José Antonio Rivas, sugirió que esta noticia significa mejorar la vida de los ciudadanos de la comuna: “El gran propósito de este trabajo es mejorar la llegada de los ciudadanos a sus casas, al colegio y al trabajo, para que puedan ocupar el tiempo de mejor manera tanto para el desarrollo personal como familiar”, sentenció la autoridad comunal.

Cabe destacar que, con este proyecto, se busca disminuir la congestión vehicular que se genera al momento de transitar el tren.

 

Cruce Santa Sofía 2020.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver arriba