Este año se celebra la versión 16 del Rockódromo, festival nacional organizado por el programa Escuelas de Rock y Música Popular del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Aunque normalmente se presenta en Valparaíso, dada la contingencia sanitaria, se decidió abrir las puertas a todo el país y conformar un escenario de 11 locaciones a lo largo de Chile. La Sala de Artes Escénicas de la Casa de la Cultura en Chiguayante fue la elegida para acoger a las 8 bandas penquistas que grabaron sus presentaciones esta semana y compartirá el privilegio con espacios como las Ruinas de Huanchaca en Antofagasta o el Teatro Cervantes de Valdivia.

Con 244 butacas, 4 asientos para personas con discapacidad o movilidad reducida, profundidad de escenario y excelente acústica, la Sala de Artes Escénicas se corona como uno de los espacios de mayor categoría en el Biobío. María Alejandra Valdivia, encargada de la Oficina de Cultura, cuenta que a esto se le suma que “nuestra sala, que ya tiene muy buena técnica, fue complementada con una tecnología de primer nivel, y para las bandas que están partiendo en el mundo de las artes y el espectáculo es un honor, un privilegio, contar con técnicos de alta categoría”. El Rockódromo nació para dar un espacio a los músicos emergentes del país

José Antonio Rivas, alcalde de Chiguayante, le da la bienvenida a este tipo de proyectos que potencian la música y las artes: “Ha sido ocupada para varios eventos internacionales y este es un evento de nivel nacional destinado a nuestros jóvenes, que antiguamente se hacía en una ciudad, pero que ahora se hace en todo Chile. Y yo creo que han buscado las mejores salas para hacer estos recitales y una de ellas es la nuestra, está en Chiguayante, al ladito suyo”.

Serán más de 100 bandas con una amplia variedad de estilos musicales que se presentarán online en las pantallas de todos los chilenos durante dos jornadas (28 y 29 de noviembre) por www.rockodromo.cl. Las grabaciones se han realizado en diferentes fechas guiándose por el estado del Plan Paso a Paso de cada región. En Chiguayante, se dieron las condiciones necesarias para montar la puesta en escena y convocar a los músicos que participan de esta edición. Además se tomaron estrictas medidas sanitarias para proteger al equipo técnico y artistas con sanitizaciones antes y después de cada concierto y trajes especiales para evitar el contagio del coronavirus.

 

Flor de Guayaba Rockódromo.jpg

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Volver arriba