El alcalde Antonio Rivas señaló que existe una contradicción entre las cifras a la baja de delitos que entrega Carabineros y los relatos de los propios vecinos en distintos sectores de la comuna.

 

Preocupación manifestó el alcalde Antonio Rivas por el aumento en los actos delictuales en la comuna, durante las horas en que rige el toque de queda en el país.

Pese a que los delitos de mayor connotación social comparativamente se muestran a la baja, de acuerdo a lo que arroja el Sistema Táctico Policial (STOP) de Carabineros, las cifras dan cuenta de un incremento del 80 por ciento en el robo de objetos de y desde vehículos.

Asimismo, la sensación de inseguridad que han manifestado vecinos y dirigentes de distintos sectores de la comuna ha aumentado en las últimas semanas, sobre todo por robos en lugar habitado, en especial de antejardines, los que estarían sucediendo de madrugada, en pleno toque de queda.

“Hablo desde la ciudadanía porque existe un sentimiento de desprotección porque están ocurriendo hechos delictuales en horario de toque de queda. Hay una contradicción profunda entre lo que dicen las estadísticas y lo que relatan nuestros vecinos”.

Los inspectores municipales, que efectúan rondas nocturnas, han sido testigos del gran movimiento de personas y de vehículos en ciertos sectores junto con la presencia de actividades comerciales y la venta de alcohol. Por su parte, el municipio ha aumentado el patrullaje nocturno y la dotación de inspectores. Sin embargo, todas estas medidas parecen insuficientes para la autoridad comunal. Exige a quienes están a cargo de vigilar la aplicación del toque de queda se hagan presente.

“En Chiguayante solo se ven nuestros carabineros y nuestra PDI. No es labor del municipio coordinar las instituciones policiales. Yo le pido al encargado de administrar el estado de toque de queda que se haga cargo de vigilar las calles en Chiguayante para evitar estos delitos”.

Cabe recordar que la madrugada de ayer, se registró un robo en las recién inauguradas bodegas de la farmacia municipal, ubicadas en el sector de Los Altos de Chiguayante, desde donde los antisociales sustrajeron una gran cantidad de medicamentos y materiales de protección contra el coronavirus. El hecho está siendo investigado.

 

 

 

 

 

SEGURIDAD 3.jpg

Volver arriba