Una visita inspectiva realizó el alcalde de Chiguayante, Antonio Rivas al sector Santa Elisa, donde hace unos días se produjo un violento alud, debido a las intensas lluvias  y que puso en vilo la seguridad de un centenar de vecinos, que viven aledaños al cerro Manquimávida.

Si bien es cierto, el jefe comunal agradeció los trabajos posteriores que el Ministerio de Obras Públicas realizó en el lugar para limpiar y normalizar las piscinas decantadoras que fueron llenadas de sedimentos y piedras, consideró que no fueron suficientes.

Es por ello que el jefe comunal insistió en solicitar al gobierno realizar trabajos que permitan contener el cerro y así, asegurar el bienestar de los residentes del sector.

“Hay tareas pendientes aún, agradeciendo lo que se hizo pero falta mucho por terminar y sacar material acumulado. Pero vamos más allá de eso, requerimos una solución de fondo para proteger a nuestros vecinos. Necesitamos hacer muros de contención gavionados, una limpieza más profunda de los decantadores –tenemos siete en toda la comuna- y canalizaciones para poder enfrentar con mayor tranquilidad las futuras lluvias que se avecinan. Las opiniones técnicas están, aquí solo falta la decisión de obrar”.

Rivas lamentó que se levantara la alerta amarilla en la comuna, lo que habría posibilitado contar con más recursos para concretar estas faenas e intervenir el cerro antes de la inminente llegada de nuevas lluvias, sin tanta burocracia.

Como se recordará, el pasado domingo 26 las intensas lluvias no dieron tregua a las frágiles laderas del cerro Manquimávida, provocando fuertes deslizamientos de agua y lodo, que afectó el acceso a más de 50 viviendas en el sector de Santa Elisa, aunque sin provocar anegamientos al interior de los inmuebles.

El alud afectó una superficie de seis cuadras, entre ellas la Avenida O´Higgins, tramo Santa Sofía y Prat. Lo anterior, obligó al gobierno a decretar alerta amarilla para Chiguayante.

El origen de la emergencia se debió al rebalse de las piscinas decantadoras por la gran cantidad de sedimentos que se deslizó desde el cerro Manquimávida. 

 

 

Manquimavida 3.jpeg

 

 

 

Volver arriba