bomberos 4.jpg

Al conmemorarse 11 años de la tragedia de Valle la Piedra, voluntarios de la comuna, vecinos y familiares salieron a la calle para recordar a los tres mártires, que perdieron la vida en acto de servicio.

Con una romería que cada año es más masiva en Chiguayante, se recordó anoche la tragedia de Valle la Piedra, la más grande que ha sufrido la comuna y en la que perdieron la vida 10 personas, entre ellas tres bomberos.

Fue un 11 de julio de 2006 cuando las débiles laderas del cerro Manquimávida cedieron frente a las persistentes lluvias de esa noche, generando un alud de barro y piedras, que se llevó la vida de los voluntarios, hoy considerados unos verdaderos héroes en Chiguayante: el comandante Luis Inostroza Níñez (Segunda Compañía), el capitán Rodrigo Mora González y el teniente Julio Muñoz Domínguez (ambos de la Tercera Compañía).

Desde entonces, cada año, el Cuerpo de Bomberos de la comuna organiza una romería. Una tradición que sin duda, envuelve sentimientos encontrados.

Así lo detalló, Rosa González, madre del capitán Rodrigo Mora. “Para nosotros como familia es triste recordar lo que sucedió esa noche, pero también hay sentimientos de gratitud, de ver como sus compañeros aún los recuerdan. En 11 años, cada vez viene más gente a acompañarnos.”

“Para nosotros es un día de sentimientos encontrados, no es una celebración es recordar, año a año la caída de nuestros mártires, y de tenerlos presentes en nuestras mentes y en nuestros corazones”, indicó el superintendente del Cuerpo de Bomberos de Chiguayante, Claudio Cruces.  

El acto conmemorativo comenzó en el epicentro de la tragedia, en calle Los Copihues en Valle la Piedra, para luego comenzar un recorrido por Avenida Manuel Rodríguez y concluir en el Cementerio Municipal de Chiguayante, donde descansan los cuerpos de los tres mártires de la institución bomberil.

 

Volver arriba