acuerdo colaborativo de reciclaje.JPG

 

En el año 2014, la Municipalidad de Chiguayante ingresó al Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM). Un año más tarde, se firmó un acuerdo de colaboración con dos empresas para la recolección y retiro de botellas plásticas y de vidrio: Bioreciclin y Cristoro, respectivamente.

Ahora se acaba de firmar un nuevo compromiso, con el que se suman otras empresas para ampliar el trabajo de reciclaje en la comuna. Este tipo de convenio toma real importancia, si se considera que el 90 por ciento de todos los residuos domiciliarios, son reutilizables.

“Lo que hemos logrado con los dos convenios que están en ejecución es reciclar alrededor de 60 toneladas de residuos al año, por lo tanto, si sumamos más residuos como los electrónicos o los de gran tamaño, el volumen final en el relleno sanitario baja bastante”, precisó Paola Peña, encargada del Departamento Municipal de Medio Ambiente.

Esa es la política de la empresa AceGreen una de las que se suman al trabajo en la comuna. “Nuestra intención es acercarnos a todas las instituciones y personas que estén interesadas en hacer reciclaje, esa es nuestra energía. Nosotros disponemos de los recursos para acopiar los residuos y luego hacer el retiro y así evitar que vayan al vertedero”, detalló Oscar Contreras, socio fundador de la empresa, que se especializa en el reciclaje de plásticos.

Otra de las entidades que se suman a la labor municipal de reciclaje es el Sindicato de Recicladores de Chiguayante, creado en enero pasado. “Nuestra labor es proteger el medio ambiente, que está tan contaminado y además, poder reciclar lo máximo de materiales. Hoy en Santiago se recicla el 70 por ciento de los residuos, en la comuna alcanzamos al 35 por ciento, lo que queremos ir aumentando”, indicó el presidente, Enrique Domínguez.

El nuevo acuerdo de colaboración incluye aumentar en la comuna los contenedores dispuestos por Bioreciclin. Además, se incorporan Traperos de Emaus, quienes se encargarán de los residuos eléctricos y electrónicos; y la Universidad del Biobío, que través de su Escuela de Construcción, capacitará a los coordinadores medioambientales de los colegios municipales. 

 

Volver arriba